Página Entidad

Bloque Principal

icono
Patrimonio Cívil
usted está en Patrimonio » Patrimonio Civil

Dejemos de lado los edificios religiosos y fijémonos en otro tipo de monumentos, o de lugares de interés que merece la pena recordar. Para ello nos vamos a tomar como base el Inventario del Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura; en concreto en los elementos heráldicos, que penden aun de algunas fachadas de la villa, y de algunas de las casas nobiliarias de la misma.

ESCUDOS NOBILIARIOS

Cuatro eran los Escudos que había en las fachadas de las casas de la villa hacia la mitad del siglo pasado, en la actualidad solamente quedan tres. Que son los que a continuación se detallan:

Escudo 1 El escudo A (ver fotografía) corresponde al situado en la Calle Constitución número 17, y cuya descripción es la siguiente: Escudo de hechura rectangular, dividido en dos partes, en al siniestra aparece castillo con diez robles, mientras que la diestra presenta cuatro sierras.

 

El escudo B se encuentra situado en la calle Capitán Cariacedo, número 12 (antigua calle cantarranas), y aunque la vivienda original de derribo el escudo se ha vuelto a colocar en el mismo lugar. El escudo es de forma poco vanal y realizado en granito. Consta de dos figuras de animales en posición rampante, siendo uno de ellos un león, y el otro un extraño animal, que no se puede identificar.

 

El escudo D (ver fotografía) se encontraba situado en la fachada del número 22 de la Calle Constitución, con esquina a la calle General Cariacedo. En la actualidad el solar lo ocupa una vivienda de reciente construcción, y no aparece que el escudo original en la fachada. La fachada original la formaba puerta con dos ventanas a cada lado, ambas con rejas de hermosa factura. Sobre la puerta se situaba el escudo que representaba un árbol (posiblemente una encina) con dos jabalíes rampantes, uno a cada lado del árbol.

 

Centrándonos en las CASAS SEÑORIALES hemos de comentar que dos de ellas han desaparecido totalmente al ser derribadas y edificarse sobre los solares nuevas viviendas de traza totalmente moderna, en una de ella, como ya hemos comentado aun perdura el escudo sobre la jamba de la puerta, en la otra se ha instalado un nuevo escudo que corresponde con las apellidos de la familia que ahora la habita. Del resto debemos destacar tres viviendas, todas ellas situadas en la calle Constitución, pues como ya dijimos esta calle une y unía los dos centros más importantes de la villa, la plaza donde halla el ayuntamiento y la plaza donde se encuentra la Iglesia.

Casa SolariegaLa primera se encuentra en el número 7 de la  calle Constitución, y lo que destaca de la misma es la fachada, que conserva, a pesar de su remodelación, la misma estructura y composición que debió tener hace uno dos o tres siglos. De esta fachada destacaremos las rejas de la balconada y de la ventana situada al lado izquierdo de la puerta. Esta ventana es rectangular, y su reja tiene nueve barrotes verticales y cinco horizontales, están rematados en sus extremos con flores. Corona el rectángulo un barrote central-vertical con escudo y cruz. El escudo porta en interior un círculo partido. En la parte superior, tres cálices, y en la inferior la fecha 1.641. A ambos lados, hierros curvos, volutas y flores. Por su parte el balcón, de gran amplitud, consta de una baranda frontal y dos laterales con 22 barrotes y 3 laterales, en la parte baja lleva una cenefa.

La segunda corresponde con el número 12 de la mencionada calle Constitución. Los muros son de piedra y tierra blanca. La fachada la componen una puerta, ventana con rejas sobre la puerta y dos ventanas, una a cada lado de la puerta. Una de ellas con guardapolvo y poyo, y la otra solo con el guardapolvo.  El interior presenta un pasillo muy ancho con arcos rebajados, con abundancia de bóvedas de arista posiblemente de roca. Tiene techumbre de madera y bóvedas de arista en el interior. Tiene pozo en el patio, con dos pilas, una de granito y otra de ladrillo. La vivienda perteneció a los Torralba, siendo su último propietario antes de ser vendida, doña Mercedes Torralba.

La última corresponde con el número 17, de esta misma calle, y es de destacar por la existencia de escudo nobiliario en la fachada y por conservar la estructura clásica de las viviendas populares de la villa. Al ser esquina, la puerta grande que da al patio se encuentra en la plazoleta. Conserva las bóvedas en todo el pasillo y en las habitaciones. Así como el enrejado original en las ventanas.

Dentro de la villa también destacan otras viviendas por su volumen y grandiosidad, como las situadas en la calle Zamora o Plaza de Fray Francisco de las Casas, pero sobre las mismas carecemos de información.

 

Dando un salto en el tiempo, y de traza más moderna vamos a centrarnos en un edificio que a pesar de contar solamente con unos setenta  ochenta años de antigüedad. Larga e interesante es la historia de este emblemático edificio que si en lo arquitectónico no tiene relevancia, se compensa con lo que significa y sugiere a los vecinos de nuestro pueblo. Nos referimos a la “Casa del Pueblo”, situada en la Plaza de San Sebastian..Casa del Pueblo

No se tienen datos fehacientes de su construcción, aunque puede datarse a principios de los años treinta. Se cree que en su construcción cooperó todo el pueblo contribuyendo con jornales y materiales en la construcción del mismo. Parece que un principio un sindicato ostentó su propiedad durante los años de la Guerra Civil, utilizándose durante este período como Casa del Pueblo para reuniones y recreo.

Una vez terminada la guerra, pasa la titularidad a la Cámara Nacional Sindical y ésta lo vende por treinta y cinco mil pesetas a la Cámara Agraria Local para uso de agricultores y ganaderos de la localidad. En los primero años de la posguerra se usa como almacén de grano.

Posteriormente a finales de los años cuarenta y en la década de los cincuenta se utiliza como escuela. Son muchos los vecinos que se acordaran de don Cruz, o de Don José o Don Aquilino y don Vicente, que son algunos de los maestros que impartieron su magisterio en sus aulas.

Con el traslado de las aulas  a otro lugar de la población, se vende a la Parroquia por treinta y cinco mil pesetas y se destina a colegio regentado por una orden religiosa. Con el tiempo se habilita una capilla Donde se celebran misas los sábados por la tarde o los domingos por la mañana para facilitar a los vecinos del barrio el cumplimiento dominical. Aun se conserva la estructura del antiguo presbiterio. Esto ocurre, siendo Párroco de la villa don Aurelio de León Gómez, en los años sesenta.

Posteriormente llega a la localidad un nuevo párroco, Don Jesús García Cuesta que utiliza el edificio para la creación de una cooperativa Textil, pionera en nuestra zona y de gran impacto social y laboral en nuestra población. Son los últimos años de la década de los sesenta y principios de los setenta. Es la época de la formación profesional con los cursos del PPO. Con el transcurrir del tiempo, la primitiva Cooperativa Textil se adapta a las nuevas circunstancias, y se adapta al mercado, y así se mantiene la actividad hasta finales del año 2001.

 Llagados al día de hoy, la Corporación Municipal, llega a un acuerdo con el Arzobispado de Toledo por el cual cede en precario al Ayuntamiento durante los próximos veinticinco años el edificio “Casa de Pueblo”. Una vez totalmente remodelada y adaptada a los tiempos se ha convertido en el  Centro Sociocultural ·D. Antonio Cabrera Delgado”

Estatua de Ayuda al caido

En tiempos recientes ha aumentado la nómina de edificios y elementos singulares de nuestra localidad que debemos considerar como monumentos, y que así serán considerados en algunos años. Nos referimos a la escultura “Ayuda al Caído” de Juan de Avalos.  Sin duda el edificio más representativo será, sin duda, el nuevo Ayuntamiento, por su estructura y su modernidad.